"Todo el mundo puede innovar"

Alicia Tricas, Brand Manager de Siemens y Neff, ha participado junto a 30 personas en una iniciativa del grupo Bosch llamada Discovery Team, coordinada por Board Management y el departamento de User Experience. Es el segundo año que organizan este proyecto multidisciplinar e innovación. Durante cuatro meses, empleados de diferentes países han trabajado en procesos de design thinking para dar soluciones a problemas de salud o medioambientales.

 

Un total de ochenta personas fueron preseleccionadas y acudieron a Stuttgart (Alemania). Allí participaron en un design challenge coordinado por los departamentos de User Experience y Recursos Humanos. Les hicieron varias pruebas de trabajo en equipo y de ese proceso salieron los participantes.

Alicia fue una de ellos y en abril se mudó a la ciudad germana para intentar terminar con el problema del tráfico. El objetivo era lograr una solución que tuviera potencial de negocio y fuera escalable a nivel mundial.

Entre todos, ponían en común las ideas y las debatían sin jerarquías. De esta manera, cuenta Alicia, las enriquecían y eran críticos. Además, añade, “todos se sentían parte porque al final, cada idea acababa siendo de todos”.

 

Trabajaron en muchas direcciones y pusieron encima de la mesa muchas ideas. La mayoría tuvieron que ser eliminadas por no cumplir los requisitos del proyecto y del equipo. El proceso de eliminación no fue sencillo, “nos daba pena después del esfuerzo ya invertido en ellas”. Al final crearon un cementerio donde tenían las ideas descartadas y del que se sentían orgullosos por todo lo aprendido en el desarrollo de cada una de ellas.

Tenían un coach que les ayudaba y les daba herramientas para guiarles en el proceso de design thinking y, además, tenían un mentor que les visitaba cada 3 ó 4 semanas. Le exponían lo que habían hecho y él les daba su opinión intentando no marcarles directrices.

 

El punto final fue la convención de User Experience de julio. Todos prepararon un speech ante directores y potenciales inversores internos para conseguir financiación y continuar el proyecto. Lo consiguieron con una solución que se llama ‘BePart y que tiene como objetivo mejorar la comunicación entre los ciudadanos y las ciudades para analizar y mejorar la calidad del aire, el transporte público y las condiciones de vida.

Alicia volvió a España pero parte de su equipo continúa trabajando en la plataforma de Bosch Start Up. Ella valora la experiencia como muy positiva. “Dedicábamos mucho tiempo a ponernos de acuerdo”. Parte del encanto, explica, “era convencer al resto”. Ha aprendido la importancia del diálogo y asegura que todo el mundo puede innovar. “No sólo se puede innovar en áreas técnicas, también en modelos de negocio. Para innovar sólo hacen falta ganas y tiempo para pensar”, asegura.

 

Ahora, cuando se enfrenta a un problema, lo mira desde muchos ángulos distintos. “Es más fácil encontrar la solución que si simplemente vas de frente. He practicado mucho el ponerme en el lugar del otro”, concluye. Además, los procesos de design thinking le han servido para poder trabajar en equipo de forma más eficiente.