Los criterios éticos que hacen de BSH España una empresa responsable

La responsabilidad es uno de los primeros pilares sobre los que se asienta el trabajo de BSH. A lo largo de la cadena de suministro, BSH trabaja para lograr la máxima eficiencia de sus electrodomésticos cumpliendo con una serie de criterios éticos que garantizan su máxima fiabilidad. Estos criterios están recogidos en la Política de Grupo sobre SupplyChain, que fue emitida en 2016, y enlas Directrices de Conducta Empresarial. Normas éticas quetanto empleados, proveedores y otros terceros que han de cumplir para que BSH siga siendo una empresa transparente y responsable.

Estos criterios éticos empiezan por el respeto a la dignidad personal y los derechos humanos. En BSH no se tolera ningún tipo de discriminación por origen étnico, nacionalidad, religión, género, identidad sexual, edad o discapacidad. Cada directivo de BSH es responsable de ser un modelo en la consecución de este respeto, aplicando y enfatizando la importancia continua de un comportamiento correcto y honesto. Nuestros jefes y directivos siguen lasrigurosas políticas de BSH para cuidar de todas las personas que trabajan en la empresa.

Pero además del valor humano, BSH también se ocupa del valor de su producto. El éxito de BSH está ligado a la elevada calidad de sus electrodomésticos. Somos responsables de que los productos cumplan con unas altas exigencias en el uso, seguridad, fiabilidad y eficiencia energética. Así nos aseguramos de que el producto que llega al consumidor ha cumplido todos los criterios necesarios para ser designado un producto de calidad, gracias al trabajo de empleados que están comprometidos con estos objetivos.

Pero del mismo modo que nosotros trabajamos con responsabilidad, también pedimos que lo hagan nuestros partners. A la hora de seleccionar a nuestros proveedores, lo hacemos cerciorándonos de que también cumplen con los mismos criterios éticos. Todo nuevo proveedor debe firmar el Código de Conducta de Proveedores de BSH y, en ocasiones, superar auditorias de su cumplimiento. De este modo, sabemos que nuestros proveedores se comportan con responsabilidad en su área laboral y podemos trabajar juntos en el desarrollo de nuestros objetivos.

Compliance forma parte indisoluble de los valores integrados en los Principios Corporativos de BSH. Asimismo, el Sistema de Gestión del Compliance presta apoyo a todos los empleados para que puedan actuar siguiendo las normas legales y reglamentos vigentes en todo momento. Todo esto está intrincado en nuestra cultura corporativa: fiabilidad, equidad e integridad en el trato con nuestros empleados, pero también con nuestros socios comerciales y nuestros clientes. Hemos incluido estas máximas en nuestras Directrices de Conducta Empresarial, por lo que son vinculantes para toda nuestra plantilla.

Además de estos criterios, nuestros proveedores también siguen unos valores medioambientales. Toda entidad relacionada con BSH ha de acatar una política sostenible que garantice una acción respetuosa con el medio ambiente. Estas normas nos ayudan en nuestro trabajo diario para construir una compañía comprometida, garantizando un espacio laboral adecuado y un despeño íntegro de todos los empleados. Sabemos que esta actuación responsable con la sociedad es necesaria para que BSH pueda seguir creciendo.