Las fábricas del futuro ya son una realidad

La Industria 4.0 es una tecnología clave que engloba: el llamado ‘Internet de las cosas (IoT)’, robots autónomos, ciberseguridad, almacenaje de datos en la nube, realidad aumentada y Big Data.

 

Todos estos puntos clave permiten la monitorización y la gestión remota de las fábricas, la automatización rentable y flexible, la seguridad en la gestión de datos, el soporte para manipulaciones complejas, la digitalización de la información, y el análisis de grandes cantidades de datos.

 

El concepto de la Industria 4.0 se basa en las características adicionales que provienen de la conectividad. Las fábricas del futuro estarán centradas en el consumidor y usarán las nuevas tecnologías desde la cadena de suministro a la producción. De esta manera, se podrán satisfacer las necesidades de todas las partes con una alta eficiencia y de una manera sostenible.

 

Entre los beneficios, disminuye la fatiga del trabajador y aumenta su satisfacción, mejora la productividad, la eficiencia, la flexibilidad y la ergonomía. Además, incrementa la personalización e individualización del consumidor y permite entender mejor al cliente.

 

La Industria 4.0 ya es una realidad en BSH España. El análisis de datos complejos, la robótica colaborativa, los sistemas de fabricación digital, las tecnologías de fabricación aditiva, el mantenimiento predictivo y el IoT industrial están dando sus primeros frutos en las empresas. Ha aumentado la flexibilidad, los puestos de trabajo son más ergonómicos y hay un mayor conocimiento de los procesos que permite dibujar el futuro que queremos para nuestras fábricas. Un futuro que ya es una realidad.