Javier Gandara: “Es muy enriquecedor trabajar con la metodología User-Centered y cubrir las necesidades del usuario como objetivo principal”

Uno de los innovadores métodos de trabajo de BSH consiste en aunar la colaboración de personas procedentes de varios países para elaborar un proyecto común. Un equipo donde no existe una jerarquía y todos sus miembros trabajan en las distintas fases de elaboración de una idea. Javier Gandara, miembro del grupo Discovery Team 2018 de Bosch, se encuentra residiendo en Stuttgart (Alemania) desde el 2 de mayo para realizar un proyecto de economía colaborativa. Su trabajo está enmarcado en la tercera convocatoria del Discovery Team, que Javier entiende como “un espacio en el que poder desarrollar nuevas ideas de forma ágil y rápida, buscando alternativas y conceptos innovadores.”

El grupo Discovery Team se divide en cuatro equipos que trabajan cuatro propuestas distintas. Cada equipo está compuesto por seis personas procedentes de distintos países del mundo. “Lo interesante de estos proyectos es que están enfocados para que participen los trabajadores de Bosch y de BSH. Me parece muy importante utilizar los recursos de los empleados, de forma incluso transversal entre los departamentos, para poder llevar a cabo ideas que pueden ser potencialmente interesantes para nuestro futuro”, explica Javier.

Los equipos del Discovery Team trabajan sin una jerarquía establecida. Cada uno de sus miembros presenta un perfil específico que se complementa con los del resto de su equipo. De esta manera, los trabajadores ofrecen propuestas que son valoradas en igual medida y permitiendo tener siempre una visión global del proyecto. Entre las tareas llevadas a cabo destacan la búsqueda y entrevistas con usuarios, el análisis de datos, la realización de la fase de ideas, la fase de planteamiento y la fase de desarrollo, y el testeo del proyecto final con los usuarios.

El proyecto de Javier consiste en desarrollar nuevas ideas para productos de Bosch, desde electrodomésticos hasta diversas herramientas, dentro de un ejercicio de economía colaborativa (Share Economy for Bosch Consumer Group). El mayor reto es llevar a cabo el proyecto en el tiempo del que disponen, tres meses, y la necesidad de lograr un acuerdo donde existen pocas directrices y ninguno de los miembros está situado por encima de otro: “Te encuentras con una diferencia de puntos de vista que te obliga a acotar y decidir qué quieres hacer. No tener una jerarquía ni responder ante un jefe como probablemente estamos acostumbrados te da nuevas formas de ver las cosas”, explica Javier.

La adaptación a su nuevo entorno laboral y a la cultura extranjeraha sido más fácil para él porque ya era trabajador conferido en este país. Además, el trabajo dentro de Bosch se desarrolla en inglés, dado que se trata de equipos internacionales. En concreto, el equipo de Javier cuenta con tres compañeros alemanes, una compañera de la India y otra compañera procedente de China. “Cobra mucha importancia llegar a un consenso y tener cierta inteligencia emocional”, asegura. “El resto de los compañeros vienen de sitios tan dispares, que es importante visualizar cómo ellos se plantean las cosas y saber entender su planteamiento para poder adaptar el tuyo y sacar algo constructivo”.

La diversidad de puntos de vista y de países es uno de los factores que más valora Javier del proyecto del Discovery Team. Esto le otorga una visión “más global” de su trabajo y le permite pasar por las etapas de creación de la idea y estar involucrado en todas en mayor o menor medida. Además, esta libertad configura una atmósfera laboral donde prima la creatividad y el trabajo en equipo. “Trabajar con compañeros con perfiles tan internacionales y analizando y generando ideas para regiones de todo el mundo, te da puntos de vista que desde España en una oficina con una repercusión más local no tienes”, explica. “Además, es muy enriquecedor trabajar con la metodología User-Centered y cubrir las necesidades del usuario como objetivo principal”.

El grupo del Discovery Team dispone de tres meses para desarrollar un proyecto completamente nuevo que tiene como objetivo beneficiar al usuario final. “Son iniciativas con una libertad y velocidad distintas a la que estamos acostumbrados. Creo que es importante dar a este tipo de proyectos innovadores un espacio concreto y unos recursos para poder obtener resultados, y es de valorar en las empresas que pueden permitírselo”, concluye Javier.

Los métodos de trabajo de los equipos del Discovery Team son innovadores porque se centran en las personas para diseñar sus proyectos. De esta forma, se logra un enfoque de trabajo que favorece la co-creación, la agrupación de ideas de trabajadores con diferentes perfiles y la práctica ágil y eficaz. Así se elabora un proyecto que busca mejorar la calidad de vida de los consumidores y aprovechar el potencial de los trabajadores de Bosch y BSH en todo el mundo.