¿Cómo identificar un electrodoméstico respetuoso con el medioambiente?

Hoy en día no somos capaces de imaginar un hogar sin horno, frigorífico, lavavajillas, televisión… Pues los electrodomésticos son equipamientos de uso común en nuestras viviendas. Su uso forma parte del día a día, de las tareas e incluso del ocio en el hogar pero, ¿sabes cuánta energía consumen? Su extendido uso representa aproximadamente el 62% del consumo energético de los hogares, según el Informe Anual de Consumos Energéticos de 2016.

 

El avance del cambio climático es un argumento de peso a favor de explotar todo el potencial de ahorro de energía que fabricantes y usuarios tenemos a nuestro alcance. El comportamiento individual es clave para evitar un consumo innecesario de energía y agua durante el uso de los electrodomésticos en el hogar. Sin embargo, cada día más, las empresas fabricantes también muestran su preocupación por el planeta y la trasladan a sus productos y procesos de fabricación sostenibles.

 

Desarrollar y disponer de electrodomésticos altamente eficientes será beneficioso para nuestro hogar y, conjuntamente, contribuiremos a la protección del medioambiente.

 

¿Cómo identificar un electrodoméstico respetuoso con el medioambiente?

Comprar equipos eficientes es importante y sencillo de identificar, gracias a la etiqueta energética que permite al consumidor conocer de forma rápida la eficiencia energética de un electrodoméstico. Están basadas en un código de colores y letras que van desde el color verde y la letra A, siendo A+++ en algunas gamas, para los equipos más eficientes hasta el color rojo y la letra G para los equipos menos eficientes.

Además de esta clasificación y etiquetado, aparecen nuevas clases más eficientes, A+, A++ y A+++, a las que BSH España da prioridad para el desarrollo de aparatos con las más altas clasificaciones energéticas, en las que BSH España incrementa su oferta de aparatos y ventas de electrodomésticos en el mercado español.

 

Según estima la Unión Europea, el 80% del impacto ambiental que un electrodoméstico genera a lo largo de su vida se fija en la fase de diseño del producto. Para reducir este impacto, fabricantes como BSH Electrodomésticos España desarrollan estrategias de ecodiseño con las que ofrecen un diseño altamente eficiente, dentro de sus acciones de compromiso con el medioambiente.

 

Como fabricante mundial de electrodomésticos y compañía comprometida con el medioambiente, BSH España ha comenzado a trabajar en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, una iniciativa en la que se engloban 17 nuevas esferas sobre las que actuar desde la compañía como el cambio climático, la innovación o el consumo sostenible, entre otras.

BSH España considera una de las principales áreas de actuación la eficiencia energética, en la que desarrolla varios proyectos como el Proyecto Resource Efficiency 2025 con el objetivo de conseguir en 2025 una reducción del 20% del consumo de energía y de agua por tonelada de aparatos producido, tomando como referencia el resultado del año 2015.

 

En esta línea de mejora continua, BSH España calcula la huella de carbono de sus actividades de acuerdo a los criterios establecidos por el Protocolo de Gases de Efecto Invernadero (GHG Protocol). Esta acción, puesta en marcha por la compañía en 2010, pretende reducir el consumo y emisiones generadas por la compañía.

Además, BSH España alinea su estrategia de acción con los Objetivos de Desarrollo Sostenibles del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y, recientemente, pasó a formar parte de la comunidad #porelclima en la que se reúnen todos los ciudadanos y empresas que toman acciones en la lucha contra el cambio climático y adquieren compromiso de acción.

 

17 Objetivos de Desarrollo Sostenible del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD):