Javier Chasco: “BSH adapta su forma de producción al consumidor. Con las herramientas de la industria 4.0, lo conseguimos”

En plena cuarta revolución industrial, la realidad de las fábricas está cambiando a pasos agigantados cada día. La implantación de nuevas tecnologías en las plantas da lugar a una producción inteligente que, según los expertos, solo es la punta del iceberg. Javier Chasco, responsable del área de Industria 4.0 en BSH España, reconoce que, aunque algunas tecnologías como los robots están integrados en las líneas de producción desde hace años y conviven de manera natural con los operarios, hay otras que prometen un profundo desarrollo.

Esta digitalización de la compañía es, en realidad, un proceso impulsado por las nuevas necesidades que nacen en el usuario: “BSH adapta su forma de producción a los requerimientos del consumidor, que nos está pidiendo mayor diferenciación, lotes más cortos y adaptación a sus necesidades. Con las herramientas de la industria 4.0, lo conseguimos”, explica Javier. Además de la mencionada robótica colaborativa, que ya opera en todas las fábricas evitando tareas físicas a los trabajadores y mejorando su ergonomía, hay otras tecnologías están dando sus primeros pasos en BSH.

Una de ellas es la realidad aumentada, que en el sector industrial suele utilizarse para formación o mantenimiento. Pero, según cuenta Javier, en BSH le están dando otro uso: “Tenemos que tener en cuenta que los lotes de producción cada vez son más pequeños y que un operario ya no tiene que hacer un trabajo tan repetitivo, sino que tiene que tomar decisiones en lotes cortos y es ahí donde la realidad aumentada puede ayudarnos”.

Otra es el análisis de datos, una herramienta que están pilotando en BSH España para el resto de la compañía: “Somos capaces de generar muchos datos y actualmente los estamos recogiendo. Queremos trabajarlos y que nos ayuden a obtener mejoras para nuestros procesos: ser capaces de trabajar con más calidad, tener menos paradas de máquina, etc.”. La manera habitual de implementar avances en BSH es generando pilotos den diferentes plantas que luego se extienden al resto de fábricas. “En España, podemos decir que estamos liderando el camino en materia de digitalización y análisis de datos”, concede Javier.

Y, ¿cuánto le falta a la compañía para completar su proceso de digitalización? “Hay departamentos como Compras o Desarrollo de producto en los que, aunque la digitalización aumentará en los próximos años, actualmente ya tienen un grado bastante alto. Donde sí que se está mejorando es en los procesos de fabricación y montaje. Seguro que en los próximos tres-cinco años vamos a avanzar muchísimo”.