Andrea Barbacil: “España tiene una gran importancia dentro del Servicio BSH al Cliente”

Andrea Barbacil es responsable de los videos dirigidos a usuario final que se graban globalmente para el Servicio BSH al Cliente. Desde España coordina la gestión de este material audiovisual, tanto la selección de los temas como abordar como la definición de los guiones y los canales donde se van a distribuir. Un trabajo apasionante que busca resolver las dudas de los clientes.

Hemos hablado con ella para conocer en profundidad su trabajo y esto es lo que nos ha contado.

“Es muy satisfactorio crear contenido que sabes que será utilizado por todos los países y, por lo tanto, pensar que estás ayudando no solo a consumidores españoles, sino también a belgas, turcos y chinos (entre otros)”, indica. La creación de contenido online exige adaptarse al mercado y a sus necesidades, es decir “saber qué es lo mejor funciona en internet, pensar en nuevos contenidos y estudiar nuevos canales donde publicarlos”, precisa.

Las ideas para hacer estos vídeos surgen de las fábricas, de los responsables de calidad, de los call centers y a veces, de los departamentos de marketing. “Todos ellos se dan cuenta de los problemas que el consumidor puede tener a futuro o está teniendo una vez el electrodoméstico está en su casa y nos piden vídeos para solucionarlo”, señala.

Una vez recibida la petición, se estudia si es necesario realizar el vídeo o no. Andrea se encarga de la gestión del guion y de que los vídeos tengan la imagen de la marca para la que se está produciendo. A su vez, Mario Mingo es responsable de la grabación y montaje de los vídeos. Los graban en una sala ubicada en el CLP (de aproximadamente 20m²) que comparten con el área técnica y con el departamento de producto (también Global).

Andrea reflexiona también sobre cómo ha cambiado la producción de los vídeos en los últimos años con el objetivo de adaptarlos a las necesidades de los consumidores.

 “Nuestros clientes buscaban ayuda de forma rápida a través de Google o YouTube y era evidente que teníamos que estar allí”, cuenta Andrea. Además, se están adaptando fácilmente a la transición digital. “Para nosotros, esto significa que las personas ya no leen largas explicaciones en manuales y buscan soluciones rápidas en internet. Por eso estamos creando vídeos que ayudan a solucionar problemas de una forma más fácil y rápida que leyendo los manuales”, explica Andrea. Para ella, ser ágil e innovador en su trabajo es clave.

Por otro lado, habla también sobre la importancia que tiene España dentro del servicio al cliente y resalta, especialmente, la creación en las oficinas de Zaragoza de pequeños hubs globales en los que ya trabajan casi 30 personas para el Servicio al Cliente de Alemania (HQ).

“La creación de estos hubs ha sido, entre otras cosas, por el buen trabajo y la experiencia que tiene el Servicio al Cliente de España”, manifiesta.