10 claves para tomar decisiones eficaces

Todas y cada una de las personas nos enfrentamos constantemente a la toma de decisiones, tanto en el ámbito personal o profesional, y en numerosas ocasiones entramos en una espiral de indecisión. Esto se debe al temor a equivocarnos con nuestra elección y a la renuncia que ello implica.

Decidir no es fácil pero, como todo, a decidir también se aprende. Desde BSH España hemos elaborado una lista de las 10 claves para tomar decisiones de manera eficaz, que queremos compartir:

 

1. Preocúpate por decidir bien más que por acertar. Tomar la decisión correcta no garantiza el acierto.

 

2. Identifica tus objetivos. Conocer tus objetivos permitirá actuar en función de ellos en vez de reaccionar ante los acontecimientos que se den alrededor.

 

3. Plantea tus problemas de forma realista. Plantear objetivos y planes de acción realistas. 

 

4. No te autoengañes. Es muy fácil caer en el autoengaño. No permitas que una idea te ciegue; cuestiona alternativas. Si llega el error, acéptalo y podrás comenzar a mejorar.

 

5. Atiende solo a la información relevante. No te dejes guiar por suposiciones.

 

6. Reconoce la incertidumbre y gestiónala. Las cosas no tienen que salir como las has planeado, tienes que aceptarlo, pero sin infravalorar las consecuencias futuras que pueden tener tus decisiones del presente.

 

7. Sé creativo y genera alternativas. La primera alternativa no tiene por qué ser la mejor, cuanto mayor sea el número de opciones, más rico será el proceso de decisión y de mayor calidad la decisión tomada. No te autoimpongas límites.

 

8. Ten en cuenta que tus decisiones tienen consecuencias. Lo que decidas hoy traerá consecuencias en el futuro. Valora tanto los riesgos como las consecuencias que puede tener tu decisión.

 

9. Lo que decidas, ponlo en práctica. Una decisión tiene que ir seguida de una acción. Actúa. Una alternativa que no pueda ser aplicable no tiene ningún valor.

 

10. Sé consciente de que no todo es racionalidad. Ten presente que nuestra forma de ser y nuestros sentimientos influyen en nuestras decisiones y pueden distorsionar la manera de pensar de cada individuo.